sábado, 25 de marzo de 2017

Entre tenerme y entretenerme.

Me han despertado con el olor amarillo de las nubes y... ¡soy supersticiosa! ... NO humana también.

Taumaturgia, torrefacción.

No coleccionaba muertos.

Amas a tu madre porque está hirviendo, es una difunta; simplemente la recuerdas similar a un maniquí.
El patrón de un cuerpo momificado, cenizas acumuladas y un entierro luciferino.
Limpias la tumba sin miedo a cavar en ella, como el mármol ilustre y frío...sentir la ausencia y el enigma.
El invierno quiere verse nevando en su cima;
Existen clítoris dispuestos a ser solidificados.
Exceso de vivos.
Fue cuestión de latidos y materia... siempre emparedados.

lunes, 20 de marzo de 2017

FUCKER.

Las parodias de la vida son aquellas que no te generan risa y con las que hay que aprender a oxidarse.

Entré en el hogar donde las cisternas consternadas se aplauden a sí mismas por el poder que se las otorga a la hora de arrojar y vomitar miles de folios rotos y poemas embriagados, que acabarán como acaba cualquier portero de garito...entre unas manos; las propias...llenas de mierda.

Seducidos.

El corazón no necesita escolta ni armadura, se las sabe arreglar solito... quizá su fallo sea el de saltarse a la ligera semáforos intermitentes, casados sin promesas con una señal de STOP.

jueves, 16 de marzo de 2017

... ¡Seem Closer!

En ocasiones las calles se asfaltan mal, tal vez las huellas se fosilicen a la altura de gnomos o seres diminutos... esa exactitud mágica de alcanzar una ficticia altura con sabor a desquiciados talones.
Pasear entre estornudos o angelicales voces, puede que sea la mejor campaña publicitaria de ultratumba y bilocaciones.
Existe el milagro, y de ahí su paradoja: el miembro erecto que fluye y se pasa consternado ante una mirada ensimismada, ante una lengua membranosa donde las papilas gustativas reclaman el sentir del desgarro de la infiel cremallera.
Se han solapado rezos y oraciones, y un Vesubio poco ardiente en la imaginación de muchos... una descomposición psíquica que cualquier desatado ata y anula por completo... hay montes drogados y aristas de mariposas encarceladas... los efectos no serán adversos... el erotismo no cesará ante su lecho.
Y poco a poco los rostros como el camino; a duras penas un trayecto desconocido... donde al llegar, probablemente, se bifurquen añejas y reclamadas sonrisas.
La novedad entonces queda, en el laberinto del paladar, en la gutural herida de cada uno.

martes, 7 de marzo de 2017

Pasatiempos y nalgas.

Estoy evitando el rincón de la tristeza, ese al que suelo habitar en épocas de sequía... cuando las venas aisladas humedecen al paro cardíaco del habla, del sentimiento sin salida... y recuerdo cada jardín empobrecido, nada fértil... allí donde las rosas son clavos, y se clavan como cuando todo líquido solventa la sed de las lenguas.
Construí el pensamiento de recordarte al costado de otras hembras, genuinas todas ellas; nada que ver con las miradas felinas que gritan cada noche en una ciudad consternada por la ausencia de unos pasos que la guíen sigilosamente al calvario de los astros...
Todos brillan oscuros, una esencia gótica que desprende el aroma del amanecer a pleno pulmón, a pleno orgasmo múltiple de saltos y corridas... de dóciles mamadas donde la segregación es legítima y ensordece con gemidos... aquellos que no lo experimenten bienvenidos a la bacanal mugrienta y orgías en las antorchas.
 
...Vilipendiar el claustro, la fobia.

…Cuando la hostia excomulga.


Derretirse en el excremento

Una vieja ancianidad;

La prostituta de almacenes

Circos neutrales en hastío.

Nos derramamos en los ojos

Como el jarrón en el que se vierte la fuga

Incolora la córnea y el párpado,

La brisa, esa hostigada y sadomasoquista rebeldía.

Encontraremos cloacas y ruinosos reptiles

Caricias diestras y zurdas,

Ambigua desnudez arbitraria;

Un paso en el aliento antes de aprender a respirar.

Cantos de cuna y ausencia,

Costumbres paganas

Fieles a una tumba.