jueves, 12 de octubre de 2017

...and it distresses-me...

Habría que saber cómo exterminar al dolor...expulsarlo de entre cenizas, desde el pozo.
No sabría por dónde empezar si me trastorna tanto este bautismo... savia litúrgica que me aflige e inquieta, aquí.
Quieren saber si vengo renovada, y para nada esto sucede... al contrario, me enfrento a la fobia por la fobia, a los efectos secundarios, a las nuevas instrucciones médicas, a la soledad perenne poco esquiva.
Y me sumo a la culpabilidad, a ese enumerar de los hechos... a eso de querer gritar letras guerreras, en este momento, poco apacibles.
Si pudiera descolgarme de lo que llaman cabeza... pues también tengo eso del corazón algo enredado, empobrecido; huérfano como yo huérfana.
Es el momento de hacerlo, al margen de toda crítica...
Es tiempo de desprenderme ante el signo de una ausencia.

1 comentario: